miércoles, 11 de octubre de 2017

AMLO QUIERE 600 MIL VOTOS EN TAMAULIPAS

Antonio Leal Doria, el Presidente del Consejo Estatal de MORENA, esta emocionado, lleno de júbilo y comparte en las redes sociales un minibalance de lo que fue la gira de Andrés Manuel López Obrador por Tamaulipas. Fueron 12 asambleas informativas, 12 municipios, bien o mal, el líder de MORENA se placea y repite, una y otra vez, su discurso en contra de la corrupción.


Efectivamente AMLO fue a San Carlos, Padilla, Hidalgo, Mier, Camargo, Miguel Alemán, Vallehermoso, González, entre otros, que como dice Leal Doria, son pueblos chicos. Tuve la oportunidad de ver el evento en Padilla y a partir de ahí, mis impresiones me dejan dudas sobre el papel que juegan los morenistas tamaulipecos, los de viejo cuño y sobre todo los nuevos, como José Ramón Gómez Leal y Américo Villarreal, entre otros.


EL ESCENARIO EN PADILLA.
Llegue a Padilla y, como sucede en partidos como el PRI y PAN, imagine que vería movimiento por todos lados. Y nada, media hora antes de que iniciara el evento, los brigadistas de MORENA terminaban el escenario, manta, sillas, micrófono y sobre todo estaban listo los vendedores: libros de AMLO, de otros autores ligados al partido como el de Pedro Salmerón, así como gorras, chamarras, camisetas, pañuelos y un sinfín de cosas con el logotipo de MORENA o de la palabra AMLO.


Los primeros en llegar fueron los morenistas de Tula encabezados por Alfredo Castillo Camacho; traían su manta, se tomaron fotos al llegar y, claro, aprovecharon la oportunidad y lo hicieron con el líder. Por los espacios de sillas, como pez en el agua, se movía los que ofertaban los libros, plumas y hasta separadores. Y, claro, como bien dice JR en su video, compraban el libro y al final AMLO los firmo, los autografió.


EL MENSAJE DE AMLO.
El mensaje de AMLO es sencillo, no habla como los oradores de otros partidos, lo hace como si platicara o estuviera dando una clase. Les explico a los campesinos, en Padilla, la cuestión de los apoyos; de como la corrupción hay que combatirla desde arriba, porque ahí es donde está. Recordó como Geño ayudo a que Felipe Calderón ganara en el 2006, describiendo la conversación telefónica con Cerisola, que entre risas, hasta le dice: se te paso la mano, gracias.


Explico el tema de la corrupción, tomando el ejemplo de las medicinas para la diabetes; es barata, dice que le explicaron, pero los intermediarios, los moches que dan las farmacéuticas, los proveedores, hacen que se conviertan en caras… así, entre uno y otro tema, más o menos duro la Asamblea Informativa: solo hablo AMLO, y un maestro de ceremonias. No hablo nadie del pueblo, no escucho ante la gente, ninguna queja, reclamo o simple apoyo.


LA META: 600 MIL VOTOS.
AMLO ya tiene, como quien dice, un voto duro, pero no es suficiente para ganar la elección presidencial. Se estima que, mínimo, debe alcanzar 22 millones de votos para que sea un triunfo sin discusión. La cuestión es, ¿Cómo conseguirlos? En este caso, sus asesores y especialistas, han tomado como meta obtener buena parte de los votos que le faltan en el norte; y en el caso concreto de Tamaulipas la mega es obtener 600 mil votos, más o menos el promedio de los que obtuvieron Baltazar Hinojosa y Francisco García Cabeza de Vaca.


Se antoja increíble, o imposible. No creo que AMLO pueda obtenerlos. Y por lo que veo en sus giras de estos días, los líderes, coordinadores y potenciales candidatos no se mueven: José Ramón Gómez Leal y Américo Villarreal, por ejemplo, se visualizan como candidatos a senadores. El primero ahí está, tiene capital en Reynosa y se mueve con su equipo en cambio Américo, se aparece, llega tarde y muy discreto toma asiento en tercera o cuarta fila.


Para crecer MORENA, y AMLO en Tamaulipas, necesita líderes y candidatos probados, que en su comportamiento se note, el carisma, el empuje, los baños de pueblo, el trato humilde y sencillo con la gente, que salude y llame la atención. Si algo tienen, por ejemplo, Américo y Lalo Gattas, los de Victoria, es que el primero, efectivamente es sencillo, rayando en lo introvertido; y Lalo, no es introvertido, pero es de sangre pesada.


EFECTO AMLO.
Me parece que buena parte de los coordinadores, o candidatos de MORENA, ante la ausencia de un fuerte capital político, presencia ante los electores, están pensando en que pueden ganar por el efecto AMLO. Tal y como sucedió en el 2000 cuando panistas desconocidos, sin hacer campaña, ganaron por el efecto Fox.


Comentarios:



Publicar un comentario