sábado, 23 de febrero de 2019

DUEÑOS DEL CONGRESO.


“Democracia de élites en México” es un texto de Ernesto Casas, profesor investigador, miembro del Sistema Nacional de Investigadores, de la Facultad de Derecho-Victoria. Texto que se presentará el próximo 27 de febrero en el Auditorio Dr. Bartolo Pablo Rodríguez. Ya lo leí, muy recomendado, más cuando estamos en plena efervescencia por la elección 2019, que implica la renovación del Congreso Local.

¿Por qué es importante, significativo, leer “Democracia de élites en México”?. Para mí, solo hay una razón: para entender, comprender y reflexionar sobre el papel que juegan los diputados, en este caso los federales; de cómo, de ser formalmente un contrapeso, responden a una dinámica de gobierno, más cuando se destaca que hay grupos, incluso familias, que han detentado –detentan- el poder. Por eso, son los dueños del Congreso.

ELITES DEL PODER.
Explica Casas el mecanismo de cómo los legisladores se convierten en los dueños del Congreso. Son una especie de casta, de élite del poder, que se forman con la dinámica de una democracia forjada para reproducir mecanismos de reclutamiento y de control político. Nos recuerda que Mosca forja la categoría de “Clase Política” en tanto que Pareto nos endilgo el concepto de “elites gobernantes” y que Michels el de “oligarquías gobernantes”. Que, no se duda, dominan el Congreso Federal.

Pese a que desde 1933 se prohibió la reelección, y de esa fecha “98 familias han tenido el control de 509 posiciones legislativas federales, 63 de ellas con participación en las cámaras de entre 9 y 19 años y 37 con presencia de entre 21 y 51 años en el Congreso de la Unión, pertenecientes a las dinastías que han controlado el congreso mexicano, las cuales han sobrevivido a los cambios de gobierno, a la implementación de reformas electorales, y al cambio de militancias para lograr prolongar su permanencia” (Casas, 2018: 166).

TEORÍA Y REALIDAD.
Es un texto didáctico: explica cómo nace la “representación” en el modelo de la democracia antigua y la actual; describe los mecanismos de la formación de las élites como una consecuencia del protagonismo de los partidos políticos; de los, los legisladores no representan al gobernado y si, en cambio, a los intereses del partido. Por eso, analiza y reflexiona sobre la vinculación legislador-representado y, además, de cómo es necesaria una participación ciudadana más intensa de tal suerte que, sus representantes puedan rendir cuentas. Y de como, por otra parte, ahora con la reelección inmediata se fortalece la reproducción de un esquema de concentración del poder legislativo en grupos o en familias.

Describe el contexto de la situación actual, resultado de la insuficiente tarea de los legisladores en aras de conseguir un bienestar social de la población. Explica cómo se da una simbiosis entre el poder político y económico; como la reelección inmediata reproduce y fortalece a las elites. Todo porque se vive, se practica, una democracia defectuosa. Advirtiendo, además, de cómo el Estado se ve copado por factores reales del poder e incluso hasta por la delincuencia organizada.

MERCANCÍA POLÍTICA.
Afirma Ernesto Casas que los legisladores de la democracia mexicana han hecho de la representación política una mercancía: efectivamente, así es, si hacemos un recuento de la historia y nos topamos con hechos en donde el Presidente de la República, en tiempos del PRI, premiaba servicios políticos con una diputación; o, en otros casos, a los amigos o familiares. Hoy, por ejemplo, un senador por Tamaulipas es hermano del gobernador; y ya está apuntada, para ser diputada local, una prima hermana de la cónyuge gubernamental.

Y todo apunta a que con la reelección continua de los legisladores –se hará por primera vez en la elección de este año-, se refuerza el fenómeno de concentrar el poder legislativo en grupos, camarillas o familias. Y es que, cuando no había reelección, con todo y eso, hay legisladores que tienen carrera legislativa: porque de la diputación local pasaba a la federal y luego a la senaduría; así es como, de pronto, aparece que alguien ya fue 3 o 4 veces diputado y hasta dos veces senador.

SOCIEDAD CIVIL ORGANIZADA.
El análisis del papel de los partidos políticos, de observar que los legisladores no responden a los intereses de los representados; que responde, en todo caso, a intereses de partido, de camarilla o personales, conduce a la conclusión o recomendación de que, para que cambien las cosas, es preciso una acción organizada desde la sociedad civil: para obligar a partidos y a legisladores a recomponer el rumbo y atender, entonces sí, los intereses de la sociedad representada.



jueves, 21 de febrero de 2019

ENEMIGO COMÚN.


Todos los hechos y acontecimiento tienen una explicación. El sábado pasado en el evento de MORENA lo inesperado, pero no sorpresivo, fue la aparición de un buen número de priistas (o expriistas); ante el hecho, las posturas y reacciones han sido variadas. Alejandro Rojas, el senador suplente, reiteró que las puertas de su partido están abiertas, aunque no para el cascajo; en tanto que la militancia de inmediato hizo reclamos, pensando que van por candidaturas.

José Benites, Secretario General del CDE del PRI, ya puntualizó que la Comisión respectiva tomará cartas en el asunto; en tanto que Oscar Luebbert Gutiérrez, explicó que asistió para saludar a su amigo Alejandro Rosas y que, antes, es necesario establecer un frente común en contra del enemigo común y evitar, desde luego, el acoso e intimidación del gobierno.

“PENSE QUE ERA REUNIÓN DEL PRI”.
Isidro Ruiz Sandoval es un dinosaurio del PRI. Cuando menos a nivel local. Ha sido diputado local, dirigente municipal, su gran sueño es ser alcalde de la capital. No es, pues, un desconocido. Y el sábado se apareció en el lugar del evento de MORENA. Llego, saludo a su paso, sobre todo a periodistas que lo conocen, entró al recinto y como a los 10 o 15 minutos salió. Y ahí, de nueva cuenta lo volví a saludar y le pregunté: “Ya te vas”. Se sonrió y me contestó.

Si, ya me voy, vine porque me comentaron que estaban llegando muchos priistas, algunos amigos míos. Ya los salude, pero no, no es un evento de mi partido, es de MORENA. Por su respuesta, sonrisa –siempre anda sonriendo-, pensé y sigo pensando, que fue solo para constatar, para que no le cuenten, quienes andaban. Ahí, por cierto, ahí andaba Ricardo Rodríguez Martínez, imagino que ahí si lo invitaron, pero no a ser candidato, como expreso a más de un reportero.

ASISTENTES INEXPLICABLES.
Estuvo Jaime Rodríguez Inurrigarro, para muchos, fue para brindar apoyo a su cachorro que, en su momento, pretendió ser candidato a la diputación local. También estuvo Javier Villarreal, como Felipe Garza Narváez; ya nos enteramos que Javier si busca ser diputado local por su tierra natal. Estuvo, incluso, Eliseo Castillo –de la cuadra de Manuel Cavazos Lerma- y actual delegado de Gobernación en la entidad, cuyo paso por cargos políticos y partidistas están plenamente documentados.

Causó sorpresa la presencia de Oscar Luebbert, el eterno aspirante a la gubernatura, y factor de poder en la frontera, específicamente en Reynosa. Sorpresa porque, días antes, había explicado que es priista, que resistía pues, a los cantos de sirena de otros partidos políticos, entiéndase MORENA. Y dio su explicación en las redes sociales:

“Hoy asistí en la Presentación de Alejandro Rojas Díaz Durán como Delegado Especial de Morena en TAMAULIPAS con quien me distingue con su amistad de muchos años, y tengo coincidencias en integrar un Frente Amplio y Plural para q TAMAULIPAS viva una Transformación, URGE”, y luego ante pregunta expresa me respondió: “La idea es crear un Frente Amplio Plural o Corriente en TAMAULIPAS para garantizar elecciones limpias y legítimas y anti (e) la constante acoso e intimidación del gobierno a sus adversarios”.

Más claro, ni el agua de La Peñita. Y Remata: “Raza buenas noches Yo creo q PRI Tam debe hacer alianzas estratégicas como siempre las hicimos Yo se hay quienes las hacen con CV Y habemos otros q no estamos de acuerdo y creemos q hay q armar un Frente de defensa contra nuestro enemigo común para esta elección 2019”.

PUEDE SOLO.
Los hechos nos hacen pensar, reflexionar y recordar. ¿De pronto, priistas, se alinean contra un enemigo común? ¿Qué tan cierto que Ricardo Monreal acordó apoyo con un exgobernador? Si las explicaciones de Oscar Luebbert son ciertas, validas, estamos ante una coalición de facto: prianmorena. Quiérase o no, el PRI tiene una estructura que ha sido, en parte cooptada por el PAN, pero de manera insuficiente porque el PAN, en la medida que puede, destroza y castiga a los priistas, no los aprovecha. Y, en esa coyuntura, pregunte  un panista sobre la estrategia del partido en el poder y me respondió: Cabeza piensa, está convencido, que el solo puede. La mejor prueba, la candidatura de Pilar Gómez y la de sus amigos en la frontera.




miércoles, 20 de febrero de 2019

DIPUTADOS: ¿A QUIEN REPRESENTAN?


Los partidos políticos tenían el monopolio de las candidaturas; monopolio que se rompió con las candidaturas independientes. Sin embargo, está visto en Tamaulipas, que las independientes no funcionan: Francisco Chavira fue candidato a gobernador y declinó en los hechos hacia el candidato del PAN; en tanto que Xicoténcatl González Uresti, para la segunda ocasión, prefirió ser abanderado por el PAN. Por eso, sin duda, la romería en la ventanilla de MORENA para ser candidato a gobernador.

¿Por qué MORENA tiene tantas precandidatos registrados? En corto, solo tengo una respuesta: están convencidos, como Jorge Valdez, de que si son formalmente el candidato de MORENA ya tienen el triunfo asegurado. Y no es así, no estamos en los tiempos del PRI todopoderoso, cuando eso era suficiente e, incluso, porque ni contendiente enfrentaban. Y eso nos lleva, invariablemente, al problema de la representación.

MODELOS DE REPRESENTACIÓN.
Siempre se ha dicho que la democracia es el modelo más antiguo en la política. En el modelo clásico la representación era de la población en su conjunto; incluso se votaba en la plaza. Pero el crecimiento poblacional dio vida a los partidos políticos, a la fragmentación por la representación de las ideas, de los programas de principios y de programas: abanderando a un partido político se abandera a una población… pero, en la práctica, no ha funcionado así: se han formado elites.

Mosca estableció el concepto de “clase política” en tanto que Pareto a las “elites gobernantes” y Michels el de “oligarquías dominantes”. Y en el espectro mexicano, incluso el tamaulipeco, se puede identificar que efectivamente quienes se convierten en legisladores, en representantes populares, lo que menos tienen es representar a la población que los eligió: se subordinan al Poder Ejecutivo o al partido en el poder y en ningún momento, ni en su trabajo legislativo, piensan en el pueblo: piensan en ellos.

¿PORQUE TANTOS ANOTADOS?
MORENA en Tamaulipas puede presumir que en algunos de los 22 distritos electorales tienen hasta 10 o más precandidatos. Hay dos razones: 1) Piensan que, con ser el candidato, prácticamente tienen el triunfo en la bolsa. Jorge Valdez, exdiputado y líder del PRD, así lo manifiesta: “Si quedó oficialmente de candidato voy a ganarle al PRI y al PAN”. ¿Por qué nunca lo hizo? Tan simple, no tiene capital político, la gente no le cree; 2) Quieren ser diputados, no para servir, para servirse, dadas las ventajas, prebendas y prerrogativas que se obtienen en tal condición.

Por eso la enorme fila en la ventanilla de MORENA. Ahí estuvo Efraín de León León, que fue dirigente de la CNOP estatal (PRI), pero también, haciendo fila, estuvo Javier Villarreal de Mante, que ya fue alcalde, secretario de turismo y hasta secretario particular de un gobernador priista. Se aparecieron dos del PAN: Humberto Prieto y Eduardo Garza, este último enamorado de la Presidencia Municipal; y, para no ser menos, Jorge Valdez que fuera líder y diputado del PRD, también se apuntó para una diputación y, afirma, que ahora si va a ganarle al PRI y al PAN. Hagan de cuenta: ya conocen la ubre presupuestal y están convencidos de que es un error estar fuera del presupuesto.

NUNCA HAN REPRESENTADO AL PUEBLO.
Hay una realidad: los diputados, sean locales o federales, nunca han representado al pueblo. Por eso, unos hasta han llorado al pedir el voto ciudadano. La teoría afirma que son, entiéndase, los representantes del pueblo y deben legislar para favorecerlo, apoyarlo en su desarrollo y bienestar social. ¿Por qué no han representado al pueblo? Porque han preferido obedecer las órdenes del Presidente de la República o del Gobernador, si son del partido gobernante; y, si no, a la cúpula que lo domina.

Los hechos son claros: Omar Zamorano, Eliseo Castillo, Miguel de la Rosa fueron secretarios particulares y de ahí brincaron a ser los lideres congresales; Eugenio Benavides Benavides le hizo al revés: dejo la diputación local para convertirse en el Secretario Particular de Eugenio Hernández Flores. Y, si queremos un ejemplo más reciente: los actuales diputados federales de MORENA cada vez que pueden le rinden pleitesía al Presidente AMLO… se olvidan, sin más, que fue el pueblo quien voto por ellos. Por eso, legislatura tras legislatura, legislan para dar vida a leyes y decretos a modo para el gobernante en turno.

DERECHO A VOTAR.
En pocas palabras la democracia actual ha relegado al pueblo a solo una tarea: la de votar y darle vida así a una forma de gobernar; que olvida la división de poderes, que busca, a como dé lugar, evitar o eliminar los contrapesos. Por eso, la democracia en México, que llega, que llega, pero no se queda y se desarrolla a plenitud porque el pueblo, nacido para votar, no asume una participación más directa, más comprometida, de lucha por efectivamente lograr un cambio.

martes, 19 de febrero de 2019

MORENA: RIESGOS DE UNA ELECCIÓN.


No sé si decir que estoy asustado o sorprendido, pero el caso es que, lo que está sucediendo en MORENA es inusitado: una larga fila, dicen que más de 400 ciudadanos se apostaron en el lugar de los hechos para registrarse como precandidatos a una diputación local. Recuerden, solo son 22 distritos de mayoría y serán 14 las de representación proporcional, en pocas palabras, solo hay 36 lugares disponibles… pero, obvio, no están solos, al menos también cuenta el PAN.

En principio no debiera extrañar: puesto que todo ciudadano tiene el derecho de votar y ser votado en una elección. El caso es que, de plano, no estamos acostumbrados a que hubiera tanto candidato. Se inscribirán, en promedio, 18 para cada uno de los distritos electorales. En fin, buena chamba tendrá la comisión para revisar papeles, perfiles y determinar quién, hombre o mujer, será el o la candidata por cada distrito.

DEDAZO Y CONSULTA.
En la historia política hay dos formas más frecuentes de elegir a un candidato partidista. La más frecuente, el dedazo; es decir, imposición por la cúpula partidista, prevaleciendo los intereses de ese grupo. La otra es la consulta a la base, una fórmula más democrática. El PRI, partido con más historia, siempre hizo prevalecer la imposición… ya en las últimas elecciones, en algunos municipios se hizo consulta a la base y, el resultado, fue desastroso.

Con la consulta a la base el PRI tiene serios problemas de unidad y cohesión. Les pongo de ejemplo lo que sucedió en Padilla. Se hizo una consulta, había 14 aspirantes. Al final, obvio, ganó uno; pero estaba tan pulverizado el voto, que triunfó con un margen mínimo. Al final, en la elección constitucional, los que perdieron la consulta a la base adoptaron dos posturas: hacerse a un lado, no apoyar, no estorbar; pero otros, abiertamente, apoyaron al contrario y el PRI perdió la elección municipal… así sucedió en otros más.

TRAICIÓN POLÍTICA.
El sábado pasado Alejandro Rojas Díaz, el senador suplente de Ricardo Monreal y Coordinador del Proceso Electoral de MORENA, dijo que su partido no es sectario ni segregador, en pocas palabras, están listos para recibir a todos los que quieran llegar. Aunque, aclaró bien, no quieren el cascajo de otros partidos… y es que ahí, la impresión general, es que era una reunión de expriistas. Pero, en fin, lo anterior solo para contextualizar el proceso de selección de sus candidatos.

Más de 400 en fila para registrarse indica, claramente, el enorme interés por ser candidato. Pero una y otra vez, se ha reiterado, que no basta con querer ser, es preciso disponer de ciertos elementos y recursos, obvio, para ser buen candidato, candidato ganador. En fin, el riesgo que veo es que, ante tantos que ambicionan ser candidatos, serán muchos los rechazados y, la cuestión es simple: si no son elegidos se sumarán al trabajo de campaña, apoyaran al que gane… o le harán, como sucedía en el PRI y ahora en el PAN: operaran en contra del partido, haciéndolo tronar.

INTERÉS LOCAL Y DEL CENTRO.
La lucha se da, digamos, en un contexto de tres bandas de intereses: 1) los que están, han estado aquí, y han realizado talacha partidista y creen que ya merecen ser candidatos; 2) Los que son internos, pero responden a los intereses del CEN partidista; 3) los que son, digamos, ciudadanos o que, de plano, vienen de otro partido político. Hay dispersión de intereses y eso, a la larga, puede llevar a un choque de trenes.

Pongo el caso de Victoria. Han manifestado intención de registrarse Jaime Oyerbides, secretario de organización; Enrique Yáñez, activista social; Vanessa Mata, de los recién llegados pero ya con mucha talacha partidista; Aníbal Martínez, periodista y activista, muchos recuerdan la nacionalización de los carros americanos, de cuyo movimiento fue líder; Ana Rosales Vázquez, asesora de la senadora Nestora Salgado. Hay otros nombres, como el de Imelda Bernal, consejera estatal; así como el de la Profa. Irma Sáenz, que ya fue candidata a la diputación federal, se inscribió para la senaduría y ha sido una de las que más promueven, demandan o exigen, que no se le oportunidad a los chapulines, en esencia, a los expriistas.

AMLO NECESITA CONGRESOS LOCALES.
Todos los líderes de MORENA han dicho que van por el Congreso Local. Ya hasta hicieron pública una agenda legislativa. Claro, falta ganar y, si lo logran, no será fácil: el partido en el poder no quiere tener al Congreso Local en contra y AMLO quiere el Congreso, porque necesita también tener ahí mayoría para lograr las reformas constitucionales que necesita para no tener impedimentos y hacer el gobierno que quiere. Por eso, la batalla es decisiva, para unos y para otros.


lunes, 18 de febrero de 2019

SOTO Y MANRIQUE: LA PRAXIS POLITICA.



Un día, hace varios años, en una misa de cuerpo presente escuche decir al sacerdote: la política es el arte que Dios hizo para que estén ahí los mejores hombres, los que por convicción sienten tener la obligación de servir al resto de sus compañeros. Por eso, cuando hablamos de un político, más si es candidato, siempre recordamos que la principal característica es la de servir a la comunidad: debe ser natural, no una pone demagógica o retórica.

El fin de semana estuve en una graduación. Se graduó Arturo Soto Alemán, panista de hueso colorado, Secretario de Ingresos de la Tesorería Estatal y ya registrado como precandidato a una diputación local. Obtuvo el segundo lugar en la Maestría en Derecho, con énfasis en el aspecto fiscal. Y ahí, en ese evento, conocí a Armando Martínez Manríquez, que fue el padrino de la generación de maestría en Ciencia Política y Administración Pública.

ADMINISTRACIÓN: PRIVADA Y PÚBLICA.
Mi formación es de Licenciado en Administración Pública. Y estudie en la Facultad de Comercio y Administración, donde se impartían las carreras de Administración de Empresas  y la de Contador Público, desde aquella época siempre tuve presente que estas carreras se contraponen en la mística, en la formación y conciencia, con las de admiración: Administración de Empresas y Contador Público están encaminadas a favorecer la ganancias del capital.

Y la Administración Pública, por otra parte, tiene como meta formar a los miembros del sector gubernamental; cuya meta final es, o debe ser, servir a la comunidad. Pensar en el bienestar social, en lo colectivo y no en lo individual. Por eso, hoy quiero presentarles dos hechos que partes de la formación de dos hombres públicos, porque trabajaron o trabajan en el sector público, pero que tienen una orientación bien diferente en lo que buscan aprender, consolidar como su aprendizaje, se entiende para ponerlo a disposición de una u otra causa.

ARMANDO MARTINEZ MANRIQUEZ.
Nació en Altamira y estudió Contador Público y Administración de Empresas, es decir, una formación empresarial para explotar al trabajador. Sin embargo, de pronto se convierte, por dos veces en diputado local, tiene contacto con el pueblo y –solo una vez he platicado con el-, no se sus motivos, pero de pronto dio un giro por completo a su vida formativa: estudió la Maestría en Ciencia Política y Administración Pública; y, en este momento, está convertido en un aspirante a Doctor en Administración Pública, además obteniendo el primer lugar en aprovechamiento.

Su conciencia social ha sufrido una transformación. Se observa en dos contextos: en el político y el formativo. En el político militó y fue diputado local dos veces por el PRI. Luego, no se sus motivos -´pero no creo que sean igual a los de Oscar Luebbert o de Eliseo Castillo-, fue candidato del PRD a la alcaldía de Altamira, luego por MORENA. Ha tenido pues, dos derrotas y no se amilana, está listo para ir por la vencida, al igual que AMLO, es persistente y está seguro que a la próxima será la buena… Por otra parte, es un excelente docente, me dicen los estudiantes, pues por eso lo nombraron padrino de la generación.

ARTURO SOTO.
Arturo Soto Alemán es, orgullosamente de la Colonia Azteca, estudió la licenciatura en Administración de Empresas, trabajó en varios lugares en la ámbito fiscal y aduanal hasta que llegó a Victoria para ser candidato a la Presidencia Municipal: dos veces ha sido y, en ambas, ha sido derrotado de manera contundente. En el gobierno estatal es el Subsecretario de Ingresos y ha sido calificado como el “principal recaudador” por los operativos aduaneros que ha implementado en la frontera norte. Ahora se presta a ser candidato a diputado local y, se presume, ahora si ganara a menos que Xicoténcatl González, el alcalde, le ayude a perder.

La formación de Arturo es eminentemente empresarial, o incluso técnica. Acaba de concluir la maestría en Derecho, con énfasis en lo fiscal. Fue un excelente estudiante puesto que obtuvo el segundo lugar (el primero fue para Luis Fernando Pérez Chapa, Morenista de hueso colorado). En fin, en el evento, Arturo me comentó que seguirá preparándose: va a estudiar el Doctorado en Administración, en la Facultad de Comercio. Le dije: es una formación muy técnica, así es, me respondió. Pensé, por su candidatura a la diputación y por las veces que ha sido candidato a Presidente Municipal, que optaría por el Doctorado en Administración Pública. Luego entonces, quizá, debamos pensar que su vocación no es servir al pueblo.

¿APRENDER PARA QUE?
Armando Martínez Manríquez y Arturo Soto son, sin la menor duda, figuras públicas, porque han dedicado parte de su vida al servicio público. Sin embargo, observamos que entre ambos hay una disparidad en su formación: Armando de tener una formación empresarial dio el brinco a una de tipo público, congruente con sus acciones y sus ambiciones de gobernar. En cambio Arturo sigue la misma línea, no se desvía: administración de empresas, maestría en derecho y fiscal y, según me contó, seguirá con el Doctorado en Administración, una formación más técnica. ¿Quién de los dos, en todo caso, puede ser mejor servidor público?

viernes, 15 de febrero de 2019

ALCANZAR LA MAESTRIA.


ALCANZAR LA MAESTRÍA.

La vida nos ofrece oportunidades y retos. Uno de ellos, sin la menor duda, es el de estudiar, el de prepararse, darle a nuestros padres la satisfacción de que su hijo concluye una etapa de formación. Terminar una licenciatura es, en todos lados, en cualquier parte, una fiesta familiar. Sin embargo, concluir, alcanzar un maestría, es más íntimo, más ligado al espíritu de superación, de conocimientos, de ahondar específicamente en una disciplina.

Ayer viernes atendí la  invitación que me hizo Eduardo Leos Villasana y asistí, emocionado, recordando otros momentos inolvidables, como estudiante y luego como profesor a la graduación de la Maestría en Ciencia Política y Administración Pública, sexta generación. Fue en el Auditorio de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales (Victoria). En momentos como esos, uno reviví, siente que el espíritu renace y hasta dan ganas de volver a estudiar.

TRIUNFADORES INDISCUTIBLES.
Cuando fui docente a mis alumnos de licenciatura les decía que eran triunfadores. Triunfadores porque lograban estar en la Universidad y les recordaba, les explicaba, la pirámide educativa; de cómo, de 100 alumnos que ingresan a la primaria, sólo 12 ó 14 lograban llegar a la Universidad. Y, el primer día de clase de maestría –no se diga de Doctorado-, siempre felicitaba a mis alumnos por su ánimo, sus ganas de seguir adelante, de construirse un peldaño más en su conocimiento.

Así que, en esta ocasión, lo menos que puedo es felicitar uno a uno, a quien con desvelos, quemándose las pestañas, quitándole tiempo al sueño, momentos de recreación a la familia, concluye su maestría: Juan Saldívar, Rebeca Castillo, Johana Carrillo, Judith Mejía, Alejandra Díaz, Suleima Hinojosa, Aarón García, Bertha Herrera, Alma Leal, Yuliana Salas, Alejandro Hernández, Dheli Peña, Ashley Wvalle y a Eduardo Leos. Enhorabuena, pero les recuerdo que, en la práctica, aún no concluye la etapa, falta la titulación.

BRINCO FORMATIVO.
Y los nuevos Maestros en Ciencia Política y Administración Pública, en una de sus primeras decisiones, tengo la certeza de que no se equivocaron al llamar a su generación “Maestro Armando Martínez Manríquez”, uno de sus docentes, el que les impartió la cátedra de “Desarrollo de las Instituciones Públicas”. Debo confesar que por mi formación inicial, de LAP, siempre he tenido aversión o molestias porque Contadores o Administradores de Empresas impartan cátedras exclusivas de Administración Pública. Pienso que deforman, tergiversan, la naturaleza, además de que no conocen bien la materia.

Por lo que veo, leo y escucho Armando es una excepción. Lo es porque tránsito de una formación empresarial a una pública: Ciencia Política y Administración Pública y luego el Doctorado en Administración Pública, en ambas, con el mejor promedio. Claro, entiéndase, llegó a esta condición porque conoce de la cosa pública: fue diputado local dos veces, allá en Altamira, por el PRI; ha sido, también, candidato a alcalde: primero por el PRD y luego por MORENA. Es la satisfacción que le falta: gobernar a al pueblo que lo vio nacer. En fin, enhorabuena y la felicitación doble… para los alumnos que lo eligen como nombre de su generación y para él, por el reconocimiento a su calidad como servidor público y como docente.

CAMPEÓN DE ORATORIA.
Por ser el mejor alumno de la generación Eduardo Leos Villasana es el responsable de hablar a nombre de la generación (incluida una del área de Derecho). Campeón de oratoria, una y otra vez, reconocido por su capacidad para la argumentación jurídica –se entiende por el trabajo que desempeña en el TRIELTAM-, hace que enmudezca el auditorio: sus palabras calan hondo, no solo en alumnos, también en los ahí presentes. Bien que sabe, eso de las técnicas de persuasión.

El desarrollo del país, de la comunidad, dice, requiere de conjugar la teoría y la práctica, por eso ellos se superan; el pueblo demanda, cada día más, servidores públicos capaces y capacitados y hace énfasis en un punto crucial: es inmoral y anticonstitucional que el quehacer del servidor público no busque el beneficio del pueblo. Y a sus compañeros les recuerda que, ellos como egresados, son el prestigio de las instituciones… y ese quehacer, que da prestigio, es reciprocidad a la institución que los forjo como nuevos Maestros de la Ciencia Política y la Administración Pública.



VOCES DE CANDIDATO.


VOCES DE CANDIDATO.

En menos que canta un gallo los tamaulipecos conocerán a los candidatos a diputado local de los diferentes partidos políticos. Ya el PAN, como el PRI, va soltando sus nombres y solo va a faltar que se formalicen, sea por dedazo o por convención de delegados. Lo cierto es que, en unos y otros, como que hay una especie de negociación, así que los nombres que van saliendo, pues son los buenos. Tanto así que ya Maki Ortiz supo que su hijo Carlos no está contemplado para ser candidato.

Y en esta coyuntura es bueno ir conociendo, o reconociendo, a unos y otros. Medio mundo da por sentado que, al menos en esta elección, los que tienen recursos y capacidad para ganar la elección son el PAN y MORENA, descartando de plano al PRI. Los candidatos del PAN como del PRI ya están, como quien dicen, a la vista. MORENA ha retrasado el proceso, se entiende porque los golpes bajos, las negociaciones, están tirantes.

ETIENNE Y MORRIS.
El PRI ya definió prácticamente que Alejandro Etienne será su abanderado en el XIV Distrito, la parte norte de la capital tamaulipeca. En un principio se registró también Carlos Morris; quien la elección pasada la gano con un promedio de 27500 votos. En otras palabras: supero el reto de las urnas. Sin embargo, en días previos a la definición, Morris declino en favor de la candidatura de Etienne, lo que en la práctica convierte a este en el abanderado priista.

Alejandro Etienne cuenta con una experiencia insuperable en el cambio gubernamental. Fue Presidente del Poder Judicial en la entidad y, además, le gano la Presidencia Municipal a Arturo Soto Alemán. Como hoy por hoy el PRI es oposición, sobre la elección Etienne comenta: “Ya en el pasado ha sido adversa, tenemos que reconocer con humildad, tenemos que ver que tenemos que mejorar, que tenemos que hacer para reconquistar la voluntad de las mayorías y vamos a estar trabajando en eso”.

LA CARTA DEL PAN.
La carta del PAN por este distrito, salvo cambio de última hora, es Pilar Gómez. Profesionista, abogada por el ITESM, que se presenta limpia, es decir, no hay nada de que acusarle, no tiene cola que le pisen, puesto que es completamente nueva en el servicio público: en el 2017 pidió licencia para no ejercer la notaria, entro a trabajar al Congreso del Estado y, de ahí, ahora brinca a la candidatura a la diputación local.  Lleva como suplente a Judith Martínez de León, que fungía como Coordinadora de Articulación Ciudadana.

Ambas, Pilar y Judith, son novatas en cuestiones electorales. Y enfrentaran por el distrito XIV al diputado Alejandro Etienne, que busca su reelección. En este sentido, al momento de registrarse Pilar sentencio que “Lo hago con la mayor convicción y emoción porque mi mayor satisfacción será servir a los victorenses y trabajar por Tamaulipas”. Por cierto, para unos, Pilar es el plan A rumbo a la gubernatura que dejara Francisco Javier García Cabeza de Vaca, entendiendo que puede ser de dos años, de transición para que luego llegue Ismael García Cabeza de Vaca.

SOTO: EXPERIENCIA ELECTORAL.
A diferencia de Pilar, por el XV distrito electoral el PAN tiene apuntado a Arturo Soto Alemán, quien se jacta de su experiencia electoral. Efectivamente, recuérdese dos veces ha mordido el polvo, una vez con Alejandro Etienne y la otra con Oscar Almaraz. La tercera es la vencida, de ahí que sus palabras denoten seguridad, triunfalismo. Anota:

“Creo que tengo mucha experiencia en el tema de la competencia electoral, hoy estamos muy fortalecidos, tenemos una estructura fuerte y sólida que nos quiere, tenemos una estructura muy participativa y combativa… sin temor a equivocarme puedo decir que la estructura que tenemos en Victoria es más fuerte y la más segura en este momento”.

La experiencia de Soto, sin duda, es mejor que la de Ofelia Garza, la que se presume, será la candidata del PRI. Y en dado caso que enfrente a Vanessa Mata o a Enrique Yáñez de MORENA, tiene con que ganarles.

MORENA EN VICTORIA.
Para los distritos electorales de Victoria, que son dos, por parte de MORENA se ha mencionado a Irma Sáenz, a Vanessa Mata, a Enrique Yáñez y a Ricardo Rodríguez Inurrigarro. Entiéndase, los tres primeros, pretenden ganar con el push del Presidente AMLO, puesto que ellos no cuentan, digamos, con trabajo y perfil suficiente para hacerse de la Victoria. Ricardo sería un hueso duro de roer para Arturo Soto. El único inconveniente que pueden tener Ricardo Soto y Pilar Gómez es el desastre de Xicoténcatl González Uresti en la Presidencia Municipal capitalina.