martes, 24 de octubre de 2017

FISCAL: POLITICA Y CORRUPCION.


El tema de moda este fin de semana tiene que ver desde la corrupción política, la falta de transparencia y rendición de cuentas, con que suceden las cosas en México. Se fue Raúl Cervantes, el Procurador de Justicia de EPN; y su relevo, encargado del despacho, de inmediato ceso al fiscal electoral. A partir de ahí, tal parece, se generó un efecto boomerang del cual, al paso de los días, ya no sabemos si fue positiva o negativa la orden de Los Pinos.


El pretexto para correr a Santiago Nieto, el titular de la FEPADE, es que trasgredió el código de conducta; que fue filtrar datos y que recibía presiones de Emilio Loyoza para ya dejar en paz el tema de la corrupción en PEMEX, y que están vinculados a presuntos sobornos hasta por 10 millones de pesos.


¿PROTECCION AL AMIGO?
La filtración fue una carta de Lozoya que fue, a fin de cuentas, el hilo conductor para jalar y llegar a otro tipo de consideraciones. Lozoya una y otra vez ha dicho que él, si, que él no recibió el dinero y como quien dice reta a que lo prueben. Sin embargo, son tantas y tantas las voces y alegatos, que cada vez se descubren más y más datos. Y hasta se especula que EPN hace, hará pues, todo lo que sea por proteger a su amigo… por eso lo memes de que ven corrupción donde no la hay.


A muchos sorprendió, por ejemplo, que el gobierno mexicano no entrara al juego cuando los directivos de le empresa Odebrecht proponen hacer arreglos y pagos tal y como ya sucedió en otros países, entre ellos Brasil. Y la percepción es que EPN no trata de proteger al amigo, trata de proteger al sistema político, al PRI de manera específica, por las múltiples ramificaciones de los sobornos. Por eso no quisieron recibir directamente de la empresa la información vinculada con los sobornos.


LOS RIESGOS DEL PRI.
Para muchos EPN la ordenar la remoción del fiscal trata de ocultar un financiamiento extranjero a su campaña política; y es que, hoy en día, de comprobarse ese tipo de procedimientos lo más grave para su partido es perder el registro y el más leve el 50% de sus prerrogativas del financiamiento público. Así, de ese tamaño, está la bomba que se pretendió desactivar con el cese de Nieto.


Se comprobó que Vicente Fox también recibió apoyo del extranjero. Sin embargo no pasó nada; pero la legislación ha cambiado como también el escenario y los protagonistas. Con una probable derrota electoral en el 2018, con el caso de Lozoya y de la Odebrecth se venía para ENP y el PRI un problema más. Por eso, se entiende, se corrió el riesgo de correr a Santiago Nieto. Enderezar el rumbo, ahora, tendrá un alto costo político.


¿NEGOCIAR Y PERDER?
Despedir al fiscal, a todas luces, cambia algunos escenarios: 1) Para nombrar al nuevo Procurador, aunque ya dijo EPN que será hasta después de las elecciones; 2) Pleitazo por la postura que ya anunciaron varios partidos políticos; el PRI, sin embargo, tiene mayoría de senadores, lo que asegura que no lo restituyen, pero ¿a quién pondrán?; 3) Mayoritear en el Senado, por otra parte, traerá más descredito, perjuicio y daño al PRI, mas, claro del que ya tienen.


Lo anterior nos lleva, solo a una salida para el PRI: los hechos y circunstancias, quiérase o no, abonan para que su potencial candidato a la presidencia de la Republica tenga un largo camino que recorrer, cada voto que recupere será a un alto costo. Si habla de combatir la corrupción, ya nadie le creerá: no hay, no habrá, bases para creerle. Así que, en pocas palabras, si no manejan con destreza el control de daños por el cese del fiscal los daños colaterales serán múltiples, variados, que se convertirán en un obstáculo para seguir en Los Pinos.


PROSPECTIVA ELECTORAL.
Quiérase o no, cada vez que aflora un caso de corrupción, el virtual ganador en términos de percepción es AMLO; todo porque a lo largo de 18 años ha señalado con índice de fuego a la mafia del poder, que día con día, hecho con hecho, le dan la razón. Y la corrupción priista, por lo que se ve, por lo que se vive, esta diseminada a lo largo y ancho del país.

Comentarios:


Publicar un comentario