jueves, 1 de febrero de 2018

EL ORGULLO DE MI NEPOTISMO.

Cuando José López Portillo fue Presidente de la Republica fue quien expreso que su hijo, José Ramón, era el orgullo de su nepotismo. Y es que, sin ruborizarse, le dio nombramiento de Subsecretario de Estado de Programación y Presupuesto, según confeso, a petición de Miguel de la Madrid. En realidad el nepotismo político es algo normal, al menos en la política mexicana, donde le ley al respecto es un cero a la izquierda… y más, como se ve, cuando no hay moral política.


El nepotismo es una de las formas más corruptas en la política mexicana. El poder se lo van heredando de padres a hijos, como en la antigüedad; hoy, los junior son los que van ocupando cargos y más cargos. Basta revisar, por ejemplo, la integración del Congreso de la Unión, y veremos cómo los hijos de quienes han sido “caciques” tanto de la Cámara de Senadores como de Diputados, ahí están, siguiendo sus pasos.


CONFIO EN MI FAMILIA.
¿Porque existe el nepotismo? Quizá la respuesta la dio, hace tiempo Oscar Flores Tapia, cuando siendo gobernador de Coahuila fue cuestionado por su alto grado de nepotismo. “Solo confió en mi familia”, dijo. Y quizá puede ser cierto, hemos visto, por ejemplo, que gobernadores corruptos no han vacilado en hacer cómplices a sus propios hijos de sus pillerías. Pero además, si revisamos la plantilla de personal de gobiernos estatales como municipales, lo primero que encontramos es la lista de familiares y amigos.


Tanto que, por ejemplo, Roberto González fue alcalde panista de Mier. El pueblo mágico de la frontera chica; tan mágico es que Roberto, ufano, declara a los cuatro vientos que para que el pueblo no estuviera triste, dejo, le heredo pues, la alcaldía a su hijo Roberto González Hinojosa, mejor conocido como “Betito”. Y como el, tratando de heredar un cargo político a un familiar, hay muchos, al menos se ven ejemplos a nivel nacional, estatal como municipal.


NEPOTISMO POLITICO 2018.
Para este momento aún no se definen, digamos al 100% las candidaturas de los distintos partidos políticos. Pero ya se conocen datos, se han filtrado acuerdos políticos de unos y otros partidos políticos. Entre ellos, los que corresponden al Frente por México. Y aparece como, un exgobernador en funciones, ya tiene listo todo para que su hijo sea el sucesor. Y un exgobernador para que su esposa sea la próxima gobernadora del Estado.


Por un lado el actual gobernador de Veracruz Miguel Ángel Yunes, el adalid del combate a a corrupción, tiene todo listo, preparado, para que su hijo Miguel Ángel Yunes Márquez, actual alcalde de Boca del Rio, sea el nuevo gobernador, siendo candidato por el Frente por México. Y en Puebla, se supo, que Rafael Moreno Valle, exgobernador, negocio dejar sus aspiraciones presidenciales, siempre y cuando su cónyuge Martha Erika Alonso, sea la candidata y, sin la menor duda, la próxima gobernadora.


TALENTO VS NEPOTISMO.
El problema del nepotismo, en realidad, es un tema que tiene muchos recovecos. Recuerdo que Silvestre Salazar, siendo alcalde de Jiménez, fue acusado de nepotismo. Fue llamado a la Secretaria General y tuvo que demostrar que, dos personas, que se apellidan Salazar no eran familiares directos ni en segundo ni en tercer grado. En Nuevo León, por ejemplo, una hermana de Sócrates Rizzo tuvo que renunciar a un cargo de Subsecretaria porque su hermano, interino, era el gobernador.


La verdad es que, a veces, el talento, la responsabilidad y la vocación de servicio ahí esta y es la mejor prueba de que, sea o no nepotismo, es válida una candidatura o un cargo en el servicio público. Tal es, por ejemplo, el caso de Adela González Briones, que ya se apunto para ser alcaldesa de Güemes, con todo y que es la mama del alcalde actual, de Carlos. Pero ella fue, la directora del DIF en un tiempo, hizo buen trabajo y la mejor prueba es el contingente que la acompaño a su registro…es como una especie de nepotismo político positivo.


EL VAQUERO DE VICTORIA.
Ya Xicoténcatl González Uresti se dice listo para ser candidato por el Frente por Mexico. No es panista, pero bien que dice, lo invitaron a ser candidato. Ya festina que obtuvo su constancia de residencia en la capital y, por la imagen que difunde en las redes sociales, será el candidato vaquero: ¿gustara esa imagen a la población? Es cierto, hay ejidos, pero en términos cuantitativos ya representan menos población electoral.


Comentarios:








Publicar un comentario