jueves, 29 de mayo de 2014

SI HAY CRISIS ECONOMICA

Luis Videgaray, el Secretario de Hacienda y Crédito Público, es exactamente como sus antecesores: le gusta mentir o cuando menos negar u ocultar una realidad. Al menos, acá en Tamaulipas, nadie le da la razón: por ejemplo, la Diputada Patricia Araujo, extraída de las filas empresariales, admite que la reforma fiscal ha fracasado… que buscaron simplificarla y fue todo lo contrario.


Pero además otros de sus compañeros, empresarios y comerciantes, dicen exactamente lo mismo: Elva Benavides, de la CANACO, cada vez que tiene oportunidad remarca que se ha dado un cierre de negocios, que inicio hace unos 4 meses… en tanto que Carlos Renan Castillo, de la COPARMEX, no vacila en hacer notar que algunos de sus compañeros prefieren estarán en la informalidad.


Para evidenciar que si hay crisis económica, de que no hay dinero, les cuento tres circunstancias que hace días me pusieron a pensar. Son de comercios establecidos en Teocaltiche, mi barrio pues;


a)     Hay un video. Normalmente daba servicios toda la semana, a partir de las 10 o por muy tarde, a partir de los 12 mediodías. Pues bien, resulta que ahora, ese negocio, la empleada solo lo abre los fines de semana, jueves, viernes, sábado y domingo. Se reduce su sueldo, porque trabaja menos días. ¿Por qué cierran? Por la disminución de clientela.
b)     Hay un puesto de venta de pollo y carne asada. Hubo una época, me toco ser testigo, que el encargado hasta llamaba para que le enviaran más pollos: rápido los vendía, ni modo de que no tenga clientela. Pues también, de pronto, un día sí y otro no, abre el negocio: resulta que hay días que solo vende un promedio de 10 pollos… el mismo lo dice: no hay dinero.
c)     Y en una tienda de abarrotes pone de ejemplo la venta de cervezas: de vender un poco más de 10 mil pesos entre viernes a domingo, ahora solo vende en promedio 3 mil pesos. Uno diría: que bien, la gente se está cuidando, porque saben que la bebida hace daño a nuestra salud.


Quizá sea una conclusión equivocada, pero los hechos me llevan a conclusiones significativas y que tienen que ver con el desarrollo sustentable, el económico; que implica salarios, prestaciones, empleos, inversiones. Los gobernantes hablan, siempre, de reformas, de que vamos bien, y es cuando el trabajador grita: salario mínimo al Presidente, para que sepa lo que se siente.


Bueno, muy positivo, que Miguel González Salum –el tesorero estatal-, con plena conciencia de lo que dice, afirme que las finanzas estatales están sanas, que están blindadas. Porque a nivel de ingreso y gasto familiar, saben perfectamente como el peso pierde valor o las cosas valen más y ahí es donde el malestar de la población no se puede negar, no se puede ocultar. Por ejemplo, en feria del libro universitario hay libros con precios de $749.00, que son los buenos, de tipo académico, que difunden conocimiento científico. ¿Quién puede comprarlos? Claro, hay novelitas de 60 pesos o algunos hasta de 30 pesos… pero los significativos, tienen buen precio.


Contacto:
Web: http://meligue.blogspot.mx/



Publicar un comentario