lunes, 7 de agosto de 2017

AFRICANUS: EPN, MANLIO Y CABEZA.

Uno que otro columnista, entre ellos Ciro Gómez Leyva, han señalado que Enrique Peña Nieto tiene, como libro de cabecera a Africanus, la primera parte de una trilogía sobre Roma, escrita por Santiago Posteguillo. Texto que, hacen notar, hace referencia y describe estrategia para la lucha política. Y hace días, otro columnista, hizo mención a que Manlio Fabio puede significar uno de los protagonistas en tanto que, afirman, EPN tiene un Escipión rumbo al 2018.


La obra de Santiago Posteguillo son tres libros. Africanus en donde se habla del miedo como estrategia; de cómo, se rompen candados legales, para que Escipión –el protagonista principal-, pueda desarrollar al tiempo tareas como General sin cumplir con los requisitos (quitaron candados) como hoy en dia se dice que puede suceder en la próxima Asamblea Nacional del PRI.


PROTAGONISTAS PRINCIPALES.
No sé si los columnistas que hacen comentarios yA leyeron los libros. En mi caso, ya lei (1)Africanus, (2) Las Legiones Malditas y me falta (3) La Traición en Roma.  Efectivamente los protagonistas principales, como enemigos, son: 1) Quinto Favio Máximo, senador, una especie de cacique del Senado, que esta en contra del populismo y a toda costa busca que Africanus no llegue al poder; 2) Publio Cornelio Escipión, a quien llaman Africanus: general que triunfa una y otra vez, que aplaudido por el pueblo.


Creo que los comentaristas han confundido a los personajes y el rol: si efectivamente es un libro de cabecera de EPN, no creo que sea por la figura de Escipión, un triunfador, y si en cambio por la estrategia de Quinto Favio Máximo, de proteger –decía-, a Roma utilizando el miedo, para inducir al senado a tomar decisiones que favorecía sus ambiciones de poder. Si observamos en la realidad, es lo que vemos: miedo a lo largo y ancho del país por los resultados, quizá equivocada del gobierno, en relación con la seguridad pública.


SUCESION 2018.
Analistas, expertos, comentaristas hoy en día, basados en su percepción y en las encuestas, dan por muerto al PRI en la elección presidencial del 2018. Afirman que en dos o tres ocasiones EPN ha señalado que no está todo perdido y que les refiere, a sus interlocutores, los sucesos del libro “Africanus”. Personaje que recibe instrucción militar, que contrariando al cacique del senado, asume tareas de general y triunfa una y otra vez, salva a Roma del acecho de Aníbal, por eso, el pueblo lo adora, lo proclama, lo quiere.


Si observamos el panorama del PRI, de EPN y de quienes pueden ser el “delfín” o el “Escipión” para ganar la elección, no veo en el gabinete a nadie que, pueda enorgullecerse, de haber ganado batallas y que, por eso, el pueblo le prodigue aplausos, lo siga y lo apoye. No cumple este rol Osorio Chong, Aurelio Nuño, ni Videgaray ni Meade. No es, entonces, por ahí, como se puede ganar la elección del 2018.


FAVIO Y CABEZA.
Creo que no andan errados los comentaristas cuanto pretenden identificar a Manlio Fabio Beltrones con Quinto Favio Máximo: Manlio conoce los entrecijos del poder, sabe dónde presionar, cuando ser suave o cuando golpear. Incluso, desde que dejo el liderazgo partidista, prácticamente ha desarrollado la táctica fabianas: dilatar, sacar la vuelta y no confrontación directa; si manipulación, chantaje y extorsión. ¿Podrá manipular para proteger a su partido?


Puede a algunos no gustarles o molestarles, pero creo que un ejemplo de Escipion moderno, en la política, bien puede ser Francisco Javier García Cabeza de Vaca: gano la presidencia municipal de Reynosa, fue diputado local, Senador y obtuvo la gubernatura del Estado con una abultada votación, mucha diferencia de su más cercano adversario, que da una idea de cómo el pueblo puso, en sus promesas de campaña, tremendas expectativas de cambio: creyeron en él. Tiene una carrera ligada a triunfos político-electorales.


CONSTRUCCION DE UNA CANDIDATURA.
Si “Africanus” fuera una referencia para EPN de como triunfar en las elecciones del 2018 entonces el candidato tendrá que ser un político triunfador, con una larga carrera de éxitos, de tal suerte que gozara de la empatía, el aplauso y el favor del pueblo. Las encuestas le dan esa condición a AMLO y el mejor posicionado del PRI es Osorio Chong pero sin visos de un triunfador nato. Creo que ya no se puede crear una candidatura como lo fue la de EPN.


Comentarios:

Publicar un comentario