martes, 15 de agosto de 2017

EDUCACION Y EMPLEO.

Acaba de iniciar el ciclo lectivo en la Universidad. Ya me acostumbre a no levantarme temprano para ir a dar clases; pero no puedo acostumbrarme a soslayar el tema, por ejemplo, de la educación y el empleo; y es que, el lunes mismo, apareció una nota que decía que solo 3 de cada 10 encuentra trabajo. ¿Es culpable la Universidad?


El problema puede ser visto de varios ángulos. Es culpable la universidad si, a sus egresados, no les proporciona las herramientas necesarias para cubrir un empleo; pero es el sistema económico, el productivo, el responsable de generar empleo. Y, creo que, al menos en la capital, estamos ante el segundo problema: tiene una vocación económica de servicios.


INGRESO Y EGRESO.
Hace muchos años, buena parte de los alumnos, ingresaban a una facultad vía la recomendación. Recuerdo que un buen día, un director, prohibió a sus profesores llevar recomendados. No me obliguen a decirles que no, les dijo: y es que si cada profesor llevaba un recomendado se cubrían las vacantes. En aquella época, bien que lo recuerdo, entraban todos: un semestre le di clase a un grupo de 120 alumnos, en el auditorio de la facultad.


Con ese sistema la deserción y el rezago eran enormes, lo que ocasionaban malos y malos indicadores para cada programa educativo. Por eso, se decía, que más de la mitad no terminaba la carrera y que solo la mitad de los que la concluían se titulaban. Esa era, la característica de casi todas las universidades públicas. Hasta que todo cambio, poco a poco.


EDUCACION Y EMPLEO.
Ha sido, sin la menor duda, el mayor lastre de buena parte de las universidades, tanto públicas como privadas. Por eso se ensaya con una diversidad de modelos educativos y se hace revisión de programas académicos cada 5 años, al menos asi sucede en la UAT. Para que los programas académicos estén, vaya pues, aterrizados en una realidad y sobre todo en una vinculación con la demanda del mercado.


Hay, sin embargo, un pleito: ¿teoría o práctica? Siempre se ha dicho que para hacer una buena práctica es necesaria una buena teoría. Pero hay alumnos que a la teoría le sacan la vuelta y en cambio a las materias prácticas les ponen todos los kilos. Y al final, sin la menor duda, es lo que importa: resolver problemas, tomar decisiones, son algunas de las cosas que los empleadores le piden a todos sus trabajadores.


¿QUIEREN ESTUDIAR?
En una ocasión trate de explicar a mis alumnos la oportunidad de estudiar, las ventajas y desventajas de hacerlo y la representante del grupo de interrumpió y me dijo: nombre, profe, no siga, a la gran mayoría de mis compañeros no les ha caído el veinte de que son estudiantes. Y efectivamente, les gustaban los puentes –creo que a todos-, les daba gusto que un profe faltaran, aprovechaba la mínima oportunidad para irse de pinta.


Algunos, obvio, no todos, prefieren copiar y pegar en lugar de hacer la tarea. En una ocasión, el representante del grupo me pidió que no aplicara un examen –les había avisado con 8 días de anticipación y se hizo un repaso un día anterior-, el pretexto: que no habían estudiado. Aplique el examen y hubo muy buenas calificaciones, de los menos.


EXCELENTES ESTUDIANTES.
A lo largo de mi carrera docente impartí clases en la Facultad de Comercio y en la de Ciencias de la Educación, y la mayor parte del tiempo en Derecho. Tuve, me puedo jactar, excelentes alumnos que hoy en día, buena parte de ellos, son mis amigos… algunos, incluso, hoy son docentes universitarios y otros exitosos profesionistas y son, hasta eso, parte de mi vida profesional. En fin, a final de cuentas, la Universidad es un ente maravilloso.



Comentarios:




Publicar un comentario