viernes, 8 de diciembre de 2017

TRAICIONES ELECTORALES.

En la teoría de la comunicación, específicamente en la interpersonal, autores diversos coinciden: no hay amigos, solo intereses, conveniencia y utilidad. Y a partir de otros elementos históricos, circunstanciales, es como se afirma que en la política no hay amigos de verdad, pero si enemigos de verdad. Por eso, tiene razón Patricio King, como dirigente del Partido Verde, al señalar que buscaran evitar las traiciones electorales.


Las palabras de King tienen un sustento: Humberto Rangel Vallejo, actualmente diputado, quien en octubre pasado se declaró independiente. El argumento, valido o no, fue sencillo: se va para apoyar a los regidores que han renunciado al partido, de Victoria, Matamoros y Mante, así como a Azael Portillo, que era líder en Madero. Este último, al renunciar, sentenciado que con él se van 400 de la estructura electoral y unos 10 mil simpatizantes.


PERDONAR, PERO NO OLVIDAR.
Se atribuye a John F. Kennedy esa expresión: que en política hay que perdonar, si, a quien te hace una trastada, pero eso sí, no olvidarlo nunca. No creo que Patricio King se base en esa expresión, pero si en el hecho de que, de pronto, su partido se vio solo, sin una representación en el Congreso del Estado. Y esos hechos, que se han suscitado a lo largo y ancho de la vida política, no se pueden olvidar.


Sin embargo, hay que recordar, otro caso similar, pero que se entiende, sucedió por cuestiones de estrategia política. Ramiro Ramos Salinas no podía ser el líder del Congreso Local; la bancada priista no le daba, digamos, los números necesarios; sin embargo, todo se arregló de la manera más fácil: 2 diputados del Partido Verde, el de Patricio King, tranquilamente se pasaron al PRI y asunto arreglado.


TRAICIONES EN EL PRD.
Los partidos políticos, según la teoría, representan al sector de la sociedad que se identifica con sus ideas y su programa de acción. Así, en el mundo, se conocen los partidos de derecha y los de izquierda; en México, la derecha la representan el PAN y un tanto el PRI; y la izquierda, el PRD, MORENA y el PT. Tienen, eso sí, diferencias que los hacen verdaderamente especiales, tal es el caso del PRD: que se integra por tribus, con sus respectivos líderes.


AMLO fue priista, luego del PRD. Se fue, de este, cuando no pudo contener a las tribus, le estorbaban para su proyecto. Por eso creo MORENA, y ahora AMLO esta, en su tercera oportunidad, casi en la Presidencia de la Republica: esa fue la coyuntura para que diputados y hasta 10 senadores dejaran el PRD, para irse a MORENA. También se han ido diputados. La bancada de MORENA ha crecido, digamos, por las traiciones electorales.


¿A QUIEN PERTENECE LA DIPUTACION?
Los legisladores, sean de uno u otro partido, son parte de una fracción parlamentaria; y su líder, formalmente, es nombrado por el líder partidista, tal y como sucede con el PAN. Asi, los legisladores, se entiende, atienden las indicaciones y la línea partidista en su trabajo legislativo, no se mandan solos. La curul o el escaño la gano el partido, obvio, con su candidato, por eso es parte de esa fracción. ¿Es correcto, entonces, que se cambien de bancada o se declaren independientes?


La respuesta es no. La cuestión, entonces, es ¿Por qué sucede o se permite? La única explicación es que los partidos no tienen poder sobre sus legisladores; y no lo tienen porque actúan en función a sus propios intereses. Vean el caso del senador Ernesto Cordero: que es panista, a su partido le tocaba el liderazgo, pero llega como enemigo o contrario del líder partidista. Por eso, Cordero y otros senadores son conocidos como los rebeldes o renegados… ellos piensan, sin la menor duda, en sus intereses, como Ricardo Anaya en los suyos.


XICO VA POR EL PAN.
Y el mejor ejemplo de que los hombres y mujeres, los políticos de hoy, no tienen ideas fijas que puedan ser vendidas a la población, la tenemos con Xicoténcatl González, el doctor director del Hospital General. Fue, en un tiempo como muchos priistas; decantado, fue un candidato independiente… pero ya se convenció: por eso, ya está palomeado para que sea un candidato panista a la capital tamaulipeca: ¿será externo o ya se afilio al PAN? Están pues, a la orden, las traiciones a las ideas, traiciones políticas y electorales.


Comentarios:


Publicar un comentario