viernes, 6 de enero de 2017

VISION 30.

Me sorprendí cuando vi a Fidel Sáenz Vega en la televisión. Es un exalumno muy dedicado, con unas ansias tremendas de superación, que está involucrado con un grupo de personas (3 hombres y 12 mujeres) y explico que están dedicados a remodelar la Avenida del Estudiante en la capital tamaulipeca. Es una acción de dejar, de legar, a la sociedad un elemento que brinde mayor oportunidad de recreación e identidad a la población.


¿Qué es visión 30? Efectivamente son 15 personas, hombres y mujeres, todas adultas, que en animo de superación personal y de desarrollar un liderazgo se preparan día con día; toman cursos, hacen talleres, leen libros, ven películas, polemizan y debaten, análisis y critican, todo con un fin: aprender más y más, conocer más sobre la dinámica individual como social.


Y como generación Visión 30 tomo la decisión de remodelar la Avenida del Estudiante: esa que está subiendo el vado del 16, que conecta con la loma, más específicamente con la Facultad de Derecho. A principios de los 70´s, no era avenida, solo un camino, una vereda, que subía y bajaba la loma, que como estudiantes recorrían una y otra vez de manera cotidiana. Fue el gobierno municipal que en mayo de 1993 la bautizo como Avenida del Estudiante.


¿Qué está haciendo visión 30? Los estudiantes y personas adultas lo saben, esos que transitan por ahí diariamente: están haciendo limpieza, están pintando bancas, escalinatas, los juegos, las columnas del alumbrado público; están dando vida a otros juegos, unos construidos con llantas viejas, otros con madera… y el plus, es que pondrán la palabra VICTORIA, así con mayúsculas, al estilo Hollywood, como un mecanismo de identidad poblacional.


¿Cómo hicieron el trabajo? El legado que deja Visión 30, como parte del aprendizaje, es la capacidad que el grupo debe tener, manifestar, para enrolar a la población civil; para persuadirlos de participar, apoyar en las tareas de limpieza, de pintar, dibujar o de hacerlo con elementos materiales, pintura, brochas, escobas, cemento, madera, tablas. Así, gestionan en el gobierno municipal, con la iniciativa privada, van a los medios de comunicación, entre otras cosas.


Fui a la plaza que está en la Avenida y fui testigo del avance, por ejemplo, en la construcción, o elaboración, de cada una de las letras de la palabra VICTORIA. Vi el entusiasmo de una familia que construía una casita de madera; el de unos jóvenes que, brocha en mano, pintaban algunos de los juegos infantiles o como, una señora, dibujaba la imagen de un niño jugando en las paredes de una casa. Y vi, si, vi la panorámica de las letras. Se van a ver de manera espectacular. Aun no se ven completas, estarán listas para este sábado 7.


La remodelación de la Avenida del Estudiante, de su plaza recreativa, es resultado de la acción de Visión 30. Sin embargo, para que el sueño, el propósito se materialice, es pertinente el liderazgo de sus participantes; en este caso, hay que hacer notar que Lety López es la capitana de Visión, la lideresa del grupo; en tanto que Fidel Sáenz es el capitán del legado. Fue quien visualizo, planeo, organizo y dirige los trabajos… es el responsable operativo del legado.


Líneas arriba les mencione que, quienes integran Visión 30, es un grupo de ciudadanos, interesados en la superación personal y crecer en liderazgo. El  legado es parte del aprendizaje práctico. En la ciudad, en distintos lugares, hay otros elementos que son parte de Visión, pero con otro número: en el planetario, en el Paseo Méndez, en el boulevard naciones unidas, solo por mencionar unos ejemplos. Este, por su volumen, su dimensión, llama más la atención.


A fin de cuentas, el legado de Visión 30, debe ser un ejemplo para todos los habitantes de la capital tamaulipeca: cada uno de nosotros debemos seguir su ejemplo, en el barrio, la plaza de la colonia o fraccionamiento, en la propia calle, el chiste es que se vea como la población, comprometida, pone su granito de arena para que la Ciudad este cada día más limpia, más bonita… sea parte de nuestra identidad como capitalinos.


Comentarios:

Publicar un comentario