jueves, 18 de agosto de 2016

HACER BIEN LAS COSAS.

Los órganos electorales de Tamaulipas, tanto el IETAM como el Tribunal Electoral, en más de una ocasión han sido “sacudidos” por los órganos federales, por no hacer bien las cosas. Baste recordar que hasta el Congreso Local ha sido objeto de “ordenes” para reponer procedimientos de elección, sean de Consejeros o de Magistrados Electorales, todo, por no hacer bien las cosas.


Esta tan generalizada la idea, o percepción, de que no se hacen bien las cosas en Tamaulipas, que hasta quien fuera candidato del PRI, Baltazar Hinojosa Ochoa, en más de una ocasión ofreció que él, si, que él, si haría bien las cosas en Tamaulipas. Claro, por una diferencia de 200 mil votos el pueblo le negó la oportunidad de cumplir con su promesa electoral.


En, resulta que ya estamos en agosto, los días avanzan, y nos vamos dando cuenta que en Tamaulipas se las siguen gastando igual los órganos electorales y, claro, también los partidos políticos, sus líderes y sus candidatos. Y es que al dar posesión como nuevo Delegado del INE a Eduardo Manuel Trujillo, el Consejero Nacional Ciro Murayama Rendón hizo notar que hay 9 impugnaciones a las sanciones de fiscalización de candidatos a gobernador.


¿Qué fue lo que sucedió? Algo tan simple: el INE cumpliendo con la facultad de fiscalizar los gastos de campaña, encontró que hay inconsistencias, omisiones, gastos no comprobados, incluso hasta que rebasaron los gastos de campaña, y aplico multas. Pues bien, los partidos políticos, no hacen bien las cosas, se quieren pasar de listos… pero además, no aceptan culpas y no quieren pagar las multas.


Y respecto a la pasada elección resulta que el Tribunal Estatal Electoral le acaba de dar, como quien dice, garrotazo a IETAM. Resulta que Jesús Eduardo Hernández Anguiano y sus colegas Consejeros Electorales cometieron una pifia tremenda; pifia que tiene atorado la designación de los 14 diputados de representación proporcional... emitieron dos acuerdos sobre el mismo computo, es decir, se dieron cuenta, si, que contaron mal e hicieron una rectificación.


Ahí es donde está el error, así lo dice la Presidenta del TRIELTAM: “En teoría deberían de volver a revisar, sacar un nuevo acuerdo porque aducen que había errores y por ello rectifican, lo que estamos diciendo la forma en la que lo hicieron no fue la correcta, volver a hacerlo es volver a tomar las actas de los cómputos distritales, volver a tomar las actas y volver a hacer un acta de cómputo final, eso es lo que se está ordenando”. Sopas, perico.


También lo explica de otra manera: “Tal conducta pone en duda la certeza de los resultados de la votación, toda vez que la Ley Electoral local no prevé que el Instituto Estatal Electoral de Tamaulipas tenga facultades para modificar sus propias determinaciones, por lo que la rectificación fue ilegal”. En fin, los hechos como que dan la impresión de que no hay consejeros jurídicos o consejeros con visión y preparación jurídica. Y, la verdad, si hay abogados, hasta con maestría, diplomados y especializaciones en temas jurídicos.


En fin, el IETAM ya sufrió una sacudida, renunciaron tres de sus pilares: Juan Esparza Ortiz, como Secretario Ejecutivo; Jose Aguilar Hernández, Director Ejecutivo de Prerrogativas, Partidos y Agrupaciones y Juan de Dios Reyna Valle, como responsable de la Dirección Jurídica de Asuntos Electorales. Al respecto, se especula sobre dos posibles causas: 1) Las múltiples pifias que ha cometido el IETAM en sus decisiones y resoluciones; y, 2) Que ya llegaron al IETAM los vientos de cambio…El tiempo nos dirá las razones.


¿Qué les cuesta hacer bien las cosas?


Comentarios:



Publicar un comentario