sábado, 13 de agosto de 2016

SER HUMILDES.

El gobernador electo Francisco Javier García, una y otra vez, es reiterativo en su mensaje mediático: “Quiero aquí aclarar, como decía Don Manuel Gómez Morín, que no haya ilusos para que no haya desilusionados: no voy a permitir ni tolerar que ningún gobierno municipal tenga vínculos o relaciones con el crimen organizado; esa es mi posición y voy a actuar con firmeza y en consecuencia”.


Palabras que, obvio, son bienvenidas por la sociedad tamaulipeca. Eso es poner, como quien dice, los puntos sobre las íes. Sobre advertencia no hay engaño. Y es que, para nadie es un secreto, que el crimen organizado ha permeado intereses político. Por eso, es sorprendente –y hasta bueno-, que hasta hoy, no lo haya sucedido lo que en otras entidades: alcaldes detenidos, precisamente por eso, por tener relaciones peligrosas.


Siempre se ha acusado a quienes gobiernan que no saben de administración pública. Y en plata limpia, hay que reconocer que la experiencia no nace en maceta y que, la única manera de tenerla, es pues en la práctica. Por eso, es bueno, sí, muy bueno, que el PAN, cuyo presidente aun es Cesar Verástegui, organice un curso de capacitación para alcaldes y diputados electos.


Efectivamente, como bien les recuerda Verástegui a los alcaldes electos, se ganó más del 50%. Y en este sentido el gobernador electo fue puntual: pidió a los nuevos alcaldes, que sirvan a la sociedad, que lo hagan de manera humilde. Y es que, a fin de cuentas, no pueden olvidar que llegaron al poder por la decisión de los electores; que rompieron una inercia y salieron a votar.


El mensaje para los nuevos alcaldes es puntual: tienen que dar todo su esfuerzo, haccrlo bien, porque no tendrán escollos y sí mucho apoyo del gobernador del Estado. Les recordó García Cabeza de Vaca, que él ya fue alcalde y tuvo que enfrentar a un gobierno estatal enemigo. De eso, conocimos los victorenses cuando Gustavo Cárdenas fue alcalde panista. ¿Cuál será la actitud del gobernador electo hacia Oscar Almaraz?


Y tan consciente esta del rumbo que deben tomar los gobiernos panistas en la entidad, que les recordó precisamente, que obtuvieron el voto de la gente porque se crearon muchas expectativas de cambio, de un mejor gobierno, de mejores resultados. Por eso, la certeza de muchos, de que el PRI perdió por el hartazgo de la gente, por la corrupción y la impunidad con que se hacen negocios, se reparten las prebendas en detrimento de las clases marginadas.


Cuando me entero de las palabras de García Cabeza de Vaca, quiérase o no, recuerdo aquellas palabras de Luis Donaldo Colosio, de que veía a un pueblo con sed y hambre de justicia. Así, quiérase o no, está la Republica y entre ellos, la población tamaulipeca: de ahí que los vientos de cambio crearon expectativas, forjaron la esperanza de que el cambio, efectivamente llego con la alternancia, con la consolidación de la democracia.


ILUSOS DEL PODER.
            Hay quienes aún no entienden la dinámica del poder. Entre Consejeros, Comisionados, Magistrados, Jueces y líderes, permea una explicación: que fueron electos, unos, para 3 años, otros para 4 o para 6, así que se sienten tranquilos. Porque eso, dicen, dice la ley. Olvidan que hay poderes facticos o metaconstitucionales que inciden o impactan en decisiones personales. Piensan que los vientos de cambio no los alcanzaran.


Comentarios:

Publicar un comentario