miércoles, 24 de enero de 2018

FAMA PUBLICA: IETAM, CONSEJEROS Y PRI.

Tania Gisela Contreras López es, desde luego, una mujer inteligente. Su paso por la cosa pública así lo atestigua; y ahora como Consejera Presidenta enfrenta circunstancias y retos, así, para lo que se vio como una enmienda de plana del Tribunal Electoral, ya tiene una respuesta: no habrá revocación de nombramientos de los consejeros municipales impugnados por el PRI. Alega Tania que, el Tribunal solo pide que justifiquen porque privilegiaron la militancia partidista de unos.


Ante esta situación, Alejandro Torres Mansur en su condición de representante del PRI ante el IETAM, hace notar que irán a la siguiente instancia, es decir, la federal; incluso, pedirá que se tome en cuenta la fama pública de quienes han sido impugnados como consejeros electorales. Obvio, hay que recordar, eso no está en la ley. Sin embargo, a la hora de enjuiciar en términos de vox populli, vaya que cuenta, y mucho.


RELACIONES PELIGROSAS.
Cuando Alejandro Torres Mansur incluye el término de “fama pública” me acorde del libro “Las relaciones peligrosas”, para otros amistades; un libro epistolar de dos miembros de la nobleza francesa del siglo XVIII. En el libro, una joven muestra interés por un hombre, quien tiene fama de ser mujeriego… y que, aunque diga que ya no lo será, tiene esa fama, le advierten a la joven enamorada.


En este caso, en la vida política, la verdad es que, a muchos, les parece correcto eso de “dime con quién andas” y te diré quien eres. Las relaciones peligrosas, de unos y otros, al final crean hechos y circunstancias que tienen consecuencias funestas. Lo vemos con las complicidades, por ejemplo, con políticos y servidores públicos corruptos. Los escándalos políticos son la muerte de líderes y políticos.


PERCEPCIÓN E IMAGEN.
Ya Maquiavelo, en El Príncipe, daba el consejo de que los gobernantes tienen que cuidarse de la opinión pública, es decir, de lo que piensa de ellos la gente. En el caso mexicano quienes tienen más mala imagen son los políticos, específicamente, los diputados. Cuenta Víctor Gordoa, experto en imagen pública, que un día le recomendó a un candidato: no digas que fuiste diputado.


No sé si el equipo de José Antonio Meade –ahora que estuvo en Victoria- dieron una repasada a la prensa: la imagen del PRI tamaulipeco anda por los suelos, se le percibe débil, derrotado, muerto; y todo a consecuencia de cómo fueron los días y los meses después de la derrota electoral del 2016. Sin guía, líder, el PRI parecía –parece pues-, un cadáver viviente… al menos es lo que se percibe de la lectura mínima de la prensa capitalina.


IMAGEN – HECHOS.
La publicidad, comercial o política, para que sea efectiva es preciso que cuente cuando menos con dos elementos: que la audiencia tenga disposición de escuchar el mensaje; que tenga congruencia con los hechos… no se pueden hacer promesas políticas difíciles de cumplir. Y, en el caso del PRI y de su precandidato Meade en Victoria: hubo, es cierto, asistencia… pero no llenando plazas se gana una elección y, por otra parte, la historia muestra, en Tamaulipas, que el PRI en cada elección pierde votos.


A la gente, impresión generalizada, no le interesa el mensaje de Meade: lo han escuchado tantas veces, y tantas veces –sexenio tras sexenio de gobiernos priistas-, que ya no lo creen. Nadie cree que Meade combatirá la corrupción e impunidad. Y por otra parte, en Tamaulipas, específicamente en Victoria, la capital, el candidato presidencial siempre ha ganado la elección, ha obtenido mas votos que el priista… Nada, nada pues, para darle ánimos a José Antonio Meade Kuribeña.


MALAS COMPAÑIAS.
Se critica a Meade que ande en malas compañías en Tamaulipas: Edgar Melhem presume cercanía con Meade, también lo hace Alejandro Guevara Cobos, Arturo Núñez, Tiño Sáez, Baltazar Hinojosa, Manuel Cavazos Lerma, Mercedes del Carmen Guillen, entre otros. La cuestión es que, son los personajes más visibles del PRI… son los que tienen ambiciones, no se cansan pues, y buscar salir en la foto. ¿Le ayudaran o le perjudicaran? ¿Le juntaran votos o los harán huir? La fama de los políticos priistas es generalizada… y eso que algunos ya se fueron.


Comentarios:


Publicar un comentario