martes, 23 de enero de 2018

HUERFANO DE PODER.

Los apasionados del estudio del poder, los expertos de la política, entre otros, con frecuencia repiten una expresión: el poder no se comparte. Otros, incluso, advierten: se ejerce. Y es a partir de una y otra afirmación es que, también, se explica que el poder es un juego de suma cero: que significa, llanamente, que si alguien no lo ejerce, otro la hace, sea por omisión del primero o por pasividad.


Para explicar lo anterior, por decir, en la época del Jefe Máximo de la Revolución se contaban muchas anécdotas, entre ellas, unas que indicando el Palacio de Gobierno, decían, ahí está el que manda, pero el que remanda, es decir, Plutarco Elías Calles, estaba fuera del gobierno. Para ser más precisos: hay quienes mandan tras el trono, así de fácil. Y eso, quizá, es lo que sucede en el PRI de Tamaulipas.


EL PRI NUNCA HA TENIDO PODER.
Si hacemos caso a la historia política mexicana, desde que se fundó el actual PRI, el partido en el poder, en la práctica, no ha tenido poder. Nació en el poder; como un instrumento de quienes tenían el poder, los generales de la revolución, para ejercerlo sin cortapisas; sin que provocara, entre ellos, pleitos –revueltas, rebeliones y asonadas-, porque se estaban autodestruyendo.


Por eso, inicialmente el hoy PRI, fue un partido de caudillos que, a través del partido, es como lograban una repartición del poder. Fue un ente creado por el Jefe Máximo de la Revolución; pero que Lázaro Cárdenas se lo arrebato al crear los pilares del partido: los sectores partidistas: obrero, campesino y luego el popular. Fueron mecanismos de control social y político de la población…pero que el presidencialismo los uso, al concentrar el poder.


REPARTICIÓN DE CANDIDATURAS.
El PRI, en sus 80 años de poder, en la práctica no ha tenido poder. No lo ha tenido porque su centro de decisión, de manda, lo tiene formalmente en sus órganos de dirección: la asamblea nacional, la estatal y la municipal; en sus Comité Nacional, el estatal y el municipal. Sin embargo, cada una de esas instancias, solo ejecuta (o ejecutaba) la decisión que tomaba el Presidente de la Republica o cuando menos el Gobernador… por eso, siempre se ha dicho, que el Presidente tiene facultades metaconstitucionales.


Los gobernadores de la entidad, la mayor parte de los diputados federales y senadores, fueron impuestos por el Presidente de la Republica: Américo Villarreal, como Manuel Cavazos Lerma fueron impuestos por el Presidente. Tomas Yarrington, lo dijo una y otra vez, para ser gobernador de la entidad, tuvo que venir a formarse a la ventanilla estatal. Y, la historia de Eugenio Hernández Flores, todos la conocen: lo impuso Yarrington, fue una decisión completamente local.


DISCIPLINA: PREMIOS O CASTIGOS.
El Presidente de la Republica o el Gobernador del Estado tomando de referencia la disciplina, repartía premios o castigos. El Presidente por eso tenía, siempre, una mayoría aplastante en el Congreso y, al mismo tiempo, en la Suprema Corte de Justicia de la Nación: en la práctica detentaba los tres poderes. Sin embargo, con la alternancia, cuando hay oposición real, las cosas cambian. Por eso, hoy en día, los priistas tamaulipecos están huérfanos de poder.


Sergio Guajardo Maldonado, bien que lo sabe, ahora que su partido es oposición, no puede traficar influencia ni tener ventajas con la estructura gubernamental: no puede usar, vaya pues, los programas gubernamentales como herramienta político-electoral. Ahora las despensas, los vales, las cobijas, se siguen entregando, pero lo hacen los enemigos políticos, en este caso, los del PAN. Y Cuando se está huérfano, se tiene que rascar con sus propias uñas, no hay de otra… no hay milagros, ni santos a quien encomendarse.


HUERFANOS POR PARTIDA DOBLE.
Este miércoles estará José Antonio Meade en Victoria. Al menos así se ha difundido en los medios de comunicación. Incluso, Ambrocio Ramírez, el líder municipal, se declara listo para recibir al ciudadano Meade, precandidato presidencial. Sin embargo, hay un detalle: como siempre, ya está la estructura paralela: Miguel de la Rosa ya opera, cuentan, con la estructura de amigos de Meade en Tamaulipas… en otras palabras, va a concentrar, acciones y decisiones que tengan que ver con la campaña presidencial. Así, como quien dice, Sergio Guajardo Maldonado puede descansar. ¿Le darán chance de salir en la fotografía?


Comentarios:


Publicar un comentario